Dos diputados miserables… - Epístolas Surianas - Chilpancingo - noticiasvalledemexico.com.mx/

Epístolas Surianas

Dos diputados miserables…

De Julio Ayala Carlos

Dos diputados miserables…

Periodismo

Abril 20, 2022 20:57 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
De Julio Ayala Carlos › guerrerohabla.com

• Por fortuna, no son todos

ES CIERTO. CADA QUIÉN DA LO QUE TIENE, y más aún, lo que le nace del corazón, y en consecuencia, lo describe tal cual es. Así podemos decir que hay quienes son generosos y bondadosos, pero hay quienes son todo lo contrario, es decir, miserables y por demás mezquinos.

Hay que decir, por cierto, que este fin de semana, dos diputados locales, publicaron, casi con cuetes y chile frito, la entrega de, uno, cuatro sillas usadas, y el otro, un botecito de pintura, a sus representados…

A propósito, los diputados locales tienen asignado bajo el concepto de gestoría, más de 100 mil pesos mensuales, que tiene como fin el de apoyar a sus representados, en razón de los compromisos que hicieron cuando anduvieron en campaña.

Por supuesto, nadie está obligado a dar, de ayudar, de tal forma que lo hace el que quiere, no el que tiene.

En este sentido, estaríamos más que contentos con los dos diputados. Uno de ellos, Joaquín ’Jacko’ Badillo Escamilla, del distrito 09 con sede en Acapulco, y Marco Tulio Sánchez Alarcón, del distrito 08, también de Acapulco.

Jacko Ramírez, para más señas, es empresario en el ramo de la seguridad, cuyos empleados por cierto lo han señalado de negrero. Es aspirante a gobernar Acapulco, del que ha sido candidato. Su pasatiempo, como muchos saben, es pescar tiburones, aunque éstos sean bebés.

De Marco Tulio Sánchez Alarcón, poco puede decirse, más que sus asistencias al Congreso, y una foto con el alcalde de Coyuca de Benítez, y otra más de la promoción de la consulta para enjuiciar a los expresidentes de la República. Ah, también aspira a convertirse en alcalde de Acapulco.

Hay que decir, también que los diputados locales tienen un ingreso, por el hecho de serlo, de 450 mil pesos mensuales, aunque claro, vía nómina ganan 50 mil. Muchos, o casi todos lo niegan, empezando por el presidente de la Jucopo, Alfredo Sánchez Esquivel.

En fin que la semana pasada el diputado Jacko Badillo hizo entrega, en la Comunidad de Parotillas, municipio de Acapulco, cuatro sillas usadas que le había dado en préstamo, una empresa Cervera para uno de sus restaurantes, y que no valen más de mil pesos en conjunto, mientras que el también diputado Marco Tulio Sánchez, hizo entrega a través de un representante, de un botecito de pintura, eso sí, con todo y brocha, como se señala en la publicación, en favor de la comunidad de Bajos del Ejido, también perteneciente al municipio porteño.

Claro, dirían algunos, lo importante es ayudar, pero ya ni quien no es diputado, entregaría ese tipo de apoyos a las comunidades que solicitan una ayuda que por cierto se comprometieron a entregar en campaña. Y eso que ya hacen campaña para que en el 2024 su partido los postule como candidato a la presidencia municipal de Acapulco.

Hay que decirlo, es vergonzoso, mezquino y miserable, que los diputados entreguen este tipo de apoyos, y más cuando tienen mensualmente asignados, con recursos del propio Congreso del estado, más de 100 mil para atender la gestoría de los pueblos que representan. Por supuesto, no podría ser de otra forma, si son lo que son y lo que tienen en el corazón.

Sí. No pueden ser más que miserables los que teniendo un recurso asignado para ello, y que no es suyo, entregan este tipo de apoyos, y más aún cuando dicen ser representantes y trabajar por el pueblo, y en favor de los pobres. Y es miserable y mezquino que, con todo el cinismo, se toman la foto y la publicitan, como si fuera un acto de heroísmo.

Por cierto, ambos diputados, Joaquín Badillo Escamilla, y Marco Tulio Sánchez Alarcón, son de Morena, el partido del Presidente de la República. Por supuesto, no son los únicos mezquinos.

Por fortuna, también hay que decirlo, no todos los diputados son así. Hay otros, aunque tampoco son la mayoría, que no solo entienden que si bien su principal función es la de legislar y fiscalizar los recursos públicos, también comprenden que la gestoría y el apoyo social a sus representados es fundamental. Así, hay quienes gestionan obra pública en los pueblos y colonias, y mantienen abierta la puerta de sus oficinas, incluida la del Congreso, para atender a los guerrerenses.

Así lo he visto. Mientras unos diputados son miserables, e incluso son negados por las secretarias de éstos para que no los molesten aunque no estén haciendo nada, hay otros que no nada más atienden a los que son de su distrito, sino que los acompañan y hasta les ayudan con recursos para su pasaje de regreso.

Así es, diría el Maestro. De entre éstos, de los que sí entienden que están en el Congreso por el voto de la gente, están los priístas Jesús Parra García y Rafael Navarrete Quezada; por el PRD, Raymundo García Gutiérrez y Bernardo Ortega Jiménez. De Morena, se encuentra José López Efrén Cortés ’Chegüeño’, aunque éste, según los propios costachiquenses, ya se está volviendo como Jacko y Marco Tulio, es decir, ¡marro! Del resto, ni hablar…


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.