Conflictos presidenciales con científicos - Alebrijes en Cuadratines - Cuauhtémoc - noticiasvalledemexico.com.mx/

Alebrijes en Cuadratines

Conflictos presidenciales con científicos

Adrián Chavarría Espinosa

Conflictos presidenciales con científicos

Tecnología

Septiembre 27, 2021 19:58 hrs.
Tecnología Nacional › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › Informativo Nacional

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado constantemente que no es rencoroso ni pretende algún tipo de venganza, en los hechos demuestra lo contrario ya que no solo mantiene enfrentamientos con personas de diversas actividades públicas, con sectores sociales y grupos empresariales, en particular con medios de comunicación y periodistas críticos a su administración.
Pero no conforme con eso constantemente inicia nuevas confrontaciones, siendo la más reciente con la comunidad científica y académica, en particular a quienes estuvieron en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para lo cual se ha apoyado tanto en María Elena Álvarez Álvarez-Buylla, actual directora de ese organismo, como en Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República.
Pero en este asunto existen diversas incongruencias que colocan esta problemática más allá de situaciones legales, en asuntos personales.
Por un lado, supuestamente la directora del Conacyt fue quien interpuso ante la FGR una acusación contra 31 científicos y académicos del Foro Consultivo de Ciencia y Tecnología (FCCyT), por lo cual se interpuso la correspondiente denuncia por la presunta ocurrencia de delitos patrimoniales en contra del erario público.
Sin embargo al acudir el ministerio público ante un juez para que emitiera las correspondientes órdenes de aprehensión, donde además se agregaba el agravante de ’delincuencia organizada’, en dos ocasiones se negó la petición, pero la GE anunció que buscaría la forma legal para insistir en su demanda.
De acuerdo con lo expresado en una conferencia mañanera, el presidente afirmó que la directora del Conacyt le envío un informe donde detallaba que un grupo de investigadores formaron un especie de asociación civil para recibir recursos económicos, los cuales eran ’despilfarrados’ en gastos onerosos, comidas en sitios de lujo, oficinas lujosas en el centro de Coyoacán, entre otros dispendios
(Un paréntesis: López Obrador critica la renta de esas oficinas en un sitio considerado de altos precios, cuestionando por qué mejor no haberlo hecho en una zona más popular, como la alcaldía Iztapalapa, cuando él como presidente no solo despacha sino, literalmente, vive en un palacio –Palacio Nacional–, como si fuera un rey; entonces si fuera congruente y decidido no vivir en la Residencia Oficial de Los Pinos, hubiera rentado un edificio más modesto).
Sin embargo, en una entrevista banquetera Álvarez-Buylla, negó saber de qué acusa la FGR a 31 científicos mexicanos. Textualmente así se respondió al ser cuestionada: ’No sé de qué me hablas. No sé de qué me hablas. Yo no vine a apoyar el primer gobierno de la Cuarta Transformación a acusar absolutamente a nadie, a nadie’.
Además, el hecho de agregar el cargo de ’delincuencia organizada’, es como equiparar a los científicos y académicos al mismo nivel que a los integrantes de los cárteles del crimen organizado, por lo que de haber procedido las órdenes de aprehensión, los acusados habrían sido llevados al penal federal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, con todas las limitantes para que los abogados defensores pudieran tener acceso a los expedientes.
Cómo fue de exagerado este cargo que funcionarios de la autollamada Cuarta Transformación, como Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México –además de la ’cocholata’ consentida del presidente--, y Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado las calificaron de un ’exceso’. Hasta la periodista Carmen Aristegui, normalmente prolopezobradorista, coincidió en esa consideración.
Tampoco debe omitirse que rectores, intelectuales, académicos, expresaron su rechazo al intento de la FGR de obtener las órdenes de aprehensión y manifestaron su respaldo a los imputados de cometer el delito de ’delincuencia organizada’.
Pero después de que Álvarez-Buylla había negado desconocer el asunto de la denuncia, el Conacyt emitió un comunicado de prensa donde expresaba ’su total rechazo a la ola concertada de desinformación en medios y redes sociales (…). Sin duda, esta andanada en los medios tiene la intención de crear confusión, polarizar y generar incertidumbre o temor en la comunidad científica’.
Ahora resulta que los diferentes medios de comunicación junto con conductores, columnistas y articulistas, por supuesto todos ellos calificados como conservadores, proempresariales y contrarios a la 4-T, son los ’responsables’ de malinformar a la sociedad de estos hechos ilícitos y corruptos, los cuales ya da por hecho, es decir que ya no son presuntos.
Con lo ya expresado considero se comprueba que el ataque a la comunidad científica es otra ocurrencia presidencial, con el propósito de intentar imponer sus puntos de vista y eliminar a quienes considera como enemigos de su forma de pensar y de actuar.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.